9 reglas para tener una familia feliz que en realidad nunca funcionan

Cuando nos casamos  nos dieron un montón de consejos e ideas acerca de las reglas que supuestamente determinan cómo llevar una vida familiar feliz: lo que se debe hacer, cuándo y cómo hacerlo, y lo que definitivamente no debemos hacer.

Pero tal vez una de las mejores ideas es simplemente ignorar todas estas reglas y no quedar atrapado en un sobre-análisis de cada cosa que pasa

Blipip  condenso algunas de estas “leyes inalienables” de la vida familiar que usted puede y debe romper.

Ha Probarlo y disfrutar!

Nunca le mientas a tu pareja

Las personas te aconsejan que nunca le mientas a tu pareja, pero probablemente no siguen esta regla ellos mismos. Todo el mundo miente – esa es la única verdad. Guardar silencio y dejar las cosas sin decir también cuenta como mentir. Imagínese la cantidad de irritación que ambos podrían evitar si no se detuvieran en los pequeños detalles que habría que explicar al decir la verdad en esos momentos en que no va a ayudar en nada realmente  hacerlo.

Ser una mujer débil para que tu hombre se vea fuerte

El impulso de comportarse como una “mujer débil” para alagar a su pareja y hacerlo sentir más masculino (¿?) no es una buena idea. Recuerde – que se casó con su pareja como un igual. No se conviertan en una niña que necesita el cuidad de un padre. Sea quién es sin ningún complejo ni actuación.

No utilizar el sexo como una manera de arreglar problemas

En la vida de pareja, es posible ponerse de mal humor durante mucho tiempo sobre un asunto trivial.  Piense que en su relación, usted y su pareja pueden arreglar los problemas de la manera que más le guste. Las razones de los conflictos en las relaciones, después de todo, pueden aparecer de la nada – y el sexo es una buena manera de dejar esas pequeñas disputas fuera de la casa.
Y no pretenda que nunca utilizo este truco!

Pasar su tiempo libre juntos

Si desea tomar un descanso uno del otro, puse simplemente hagalo. Pasar tiempo juntos es importante, por supuesto, pero sólo debe hacerlo cuando realmente se desea. La calidad es más importante en este caso que la cantidad.

Encuentren una actividad que pueden hacer juntos

No hay nada peor que forzar a tu pareja para que comparta tus intereses. Si no le gusta ir al teatro o a exposiciones, los dos deben hacer sus propias cosas por separado. De esta manera, los dos estará llenos de emoción positiva que mejorará sustancialmente el ambiente en la casa.

No discutan sobre pequeñas cosas

No es bueno dejar pasar  todas las quejas y reclamaciones en silencio. Si lo hace, un día en particular todas las minas terrestres que el silencio sembró explotaran en forma inesperada, y entonces tendrán un serio conflicto entre manos. Hablar sobre de lo que no se está contento con inmediatez es bastante saludable . Sea honesto, y pronto aprenderá que muchos temas aparentemente “prohibidos” pueden ser llevados a la luz sin demasiada argumentación y resolverse de manera pacífica.

Los niños son lo primero

Los padres  siempre deben estar ahí para cuando sus hijos los necesitan. Sin embargo,uno  no debe olvidarse de sí mismo y su pareja cuando tienen niños. Hágase tiempo al menos una noche por semana, o una vez al mes, para estar solo uno con el otro.

Convertir su vida juntos en un fiesta eterna

Sobre actuar la vida en común no es una buena situación. Lo importante es sentir emociones positivas.
Si realmente obtienen una gran cantidad de placer simplemente al descansar juntos en el sofá al final de una semana dura, entonces nadie tiene derecho a condenarlos por actuar de esa manera.

Trabajar en la relación

Muchas personas toman la idea de “trabajar en su relación” de forma demasiado literal. Algunas parejas terminan gastando una gran cantidad de su tiempo teniendo graves conversaciones acerca de lo que está mal, mientras que otros estan demasiado ansiosos por salir corriendo a las sesiones conjuntas con un consejero matrimonial (o un cura, o psicólogo o lo que sea). Pero lo más importante que se debe hacer durante los períodos difíciles de  la relación es descansar, dejar de lado los  problemas para evitar la creación de otros nuevos.

Comentá y contanos tus historias

¿Querés leer más historias?

Seguinos en Facebook

Cerrar