7 súper efectivas poses de yoga que te harán lucir unos pechos hermosos

Este articulo es para nuestras lectoras, pero no es impedimento alguno para que los lectores masculinos se enteren como las mujeres logran una buena figura.

En Blipip hemos recogido las posturas de yoga más eficientes que no sólo mejorarán la forma de los senos de las mujeres que las practiquen sino que también las hará sentir fuertes y saludables.

la postura del guerrero

Virabhadrasana, o la postura del guerrero, no sólo te hará sentir su fuerza, sino que también ayudará a ampliar tu tórax y que sea elástico:

  1. Coloque los pies bien separados, paralelos entre sí.
  2. Dé vuelta tu pie izquierdo a la izquierda 90 grados y el pie derecho en el interior. Exhale y dobla la rodilla izquierda.
  3. La pierna derecha debe permanecer recta. Levanta los brazos, y ponlos en línea con los hombros. Da vuelta la  cabeza a la izquierda, mirando a tu muñeca.
  4. Repite 7-10 veces, y luego vuelve a hacerlo pero del lado derecho.

la postura del triángulo

Trikonasana, o la postura del triángulo, fortalecerá tu tórax, estirara tu columna vertebral, y mejorara el flujo de sangre:

  1. Coloca los pies bien separados. Gira el de la izquierda 90 grados y  el derecho unos 15 grados.
  2. Toca tu tobillo izquierdo con la mano izquierda (con el tiempo seras  capaz tocar el suelo con la palma abierta), y estira el brazo derecho hacia arriba para que tus brazos hagan una línea recta. Mantener las rodillas y la columna vertebral recta también.
  3. Da vuelta tu cara hacia arriba, y mírate los dedos. A continuación, repite el ejercicio con el otro lado.

La postura de la cobra

Bhujangasana, o la postura de la cobra, ayuda a aumentar el volumen pulmonar, estirar los músculos torácicos, y a fortalecer los músculos abdominales:

  1. Acuestate boca abajo e inhala profundamente. Lentamente levanta tu torso, y manteniendo el resto del cuerpo pegado al suelo.
  2. Levanta la cabeza y mira hacia arriba.
  3. Suelta el aire lentamente y asume la posición inicial. Intenta aumentar el tiempo que permaneces en la pose con cada repetición.

Postura del arco

Dhanurasana, o la pose del arco, se aconseja a todos aquellos que tienen dolores de espalda. Este ejercicio ayuda a estirar toda la columna vertebral y da forma a los senos:

  1. Acuestate boca abajo, exhala, dobla las rodillas y trata de sostener los tobillos con las manos.
  2. Ahora respira lentamente de nuevo, y tira de las piernas y los brazos hacia arriba lo más que pueda. Las caderas y los pechos deben levantar del el suelo, y se debe mantener el equilibrio sobre tu estómago.
  3. Trata de mantenerte en esta posición durante 30 segundos.

Postura de la rueda

Chakrasana, o la Pose de la Rueda, te ayuda a estirar su tórax, la columna vertebral y el cuello, ascensores fatiga, dolores de cabeza y curas:

  1. Acuéstate sobre tu espalda, y coloca tus pies  a la distancia del ancho de los hombros, y luego apunta tus talones hacia tus nalgas.
  2. Pon tus manos detrás de la cabeza con laspalmas hacia abajo con los dedos apuntando hacia tu espalda. Exhala y levante tus pechos y caderas tan alto como sea posible.
  3. Trata de enderezar los brazos por completo. Permanece en esta posición durante 30 segundos.

postura del pino

Salamba Sirsasana, o la vertical, es de gran ayuda para los ligamentos y los músculos de la columna vertebral y el tórax. Mejoraras tu respiración y el flujo sanguíneo, pero se recomienda para alguien experimentado:

  1. De rodillas y pon los antebrazos en el suelo. Cruza los dedos de las manos para formar un recipiente, y a continuación, pon tu cabeza en el piso de modo que la parte posterior de su cabeza este en el ‘tazón’ que formaste con tus manos.
  2. Dobla las rodillas, exhala, y levánta los pies del suelo.
  3. Estira las piernas hacia arriba, y permanece así de 30 segundos a 2 minutos, dependiendo de tu capacidad.

postura del camello

Ustrasana, o la postura del camello, es eficaz contra los dolores de espalda. También aumenta el volumen pulmonar y fortalece el tórax:

  1. De rodillas, pon tus pies juntos.
  2. Dobla lentamente hacia atrás la espalda hasta tocar tus los talones. Después arqueas tu  espalda para estirar las costillas. La parte posterior de tu cabeza debe apuntar al suelo.
  3. Permanece así durante 30 segundos y después asume la posición inicial.

Comentá y contanos tus historias

¿Querés leer más historias?

Seguinos en Facebook

Cerrar