10 maneras infalibles para detectar cuando te están mintiendo

Puede ser un desafío saber si alguien te está mintiendo. En la mayoría de los casos, cuando dudas de la honestidad de otro, hay miles de pensamientos que pasan por tu mente.
Afortunadamente, en  Blipip sabemos que hay muchas señales que podemos buscar cuando se trata de detectar una mentira. Aquí hay diez factores que revelan incluso a los mentirosos más experimentados y astutos.

1. Lenguaje corporal. Si sospechas de lo que alguien te dice, presta más atención a los gestos en vez de a las palabras. Los mentirosos tienden a mantener sus manos ocultas (juntarse las manos, pegarlas en los bolsillos, sentarse sobre ellas o sujetarlas detrás de la espalda), y les resulta difícil sentarse recto cuando dicen mentiras y muchas veces se tocan los pies nerviosamente . Si pasan la lengua por sus labios mientras les está haciendo preguntas, esto también podría indicar que no están diciendo la verdad.

2. Respiración . Cuando la gente miente, tienden a respirar fuerte y su voz puede se hace profunda, porque su flujo sanguíneo y la frecuencia cardíaca cambia a medida que se ponen nerviosos.

3. Rigidez. Los mentirosos  a menudo se ponen muy tensos, por lo que puede detectar un mentiroso buscando una rigidez antinatural del cuerpo. Los hombros encogidos, los brazos cruzados o los tobillos muestran la deshonestidad y las molestias del sospechoso.

4. Sudoración excesiva. al decir mentiras incluso los mentirosos más experimentados se sientan estresados. Y cuando mentimos, aunque sea una mentira blanca, sudamos mucho más, porque la sudoración es una respuesta natural al estrés. Así que es bastante común para los que mienten sudar más de lo normal

5. Mírame a los ojos. Un mentiroso tratará de evitar mirarte, pero incluso si estableces contacto visual, él o ella te mirarán sin parpadear mucho o parpadearán más rápido que de costumbre.

7. Aumento del contacto directo con la mano. Esté pendiente de cualquier gesto que el sospechoso haga hacia su cara. Los mentirosos tienden a acariciar su cabello, tocar su rostro y cuello, frotarse y rascarse la nariz y cubrirse la boca con más frecuencia de lo habitual.

8. Excesivamente a la defensiva. Cuando confrontas a un mentiroso con los hechos, por lo general se vuelven extremadamente defensivos, se niegan a contestar cualquier pregunta e incluso te acusan de mentir. Si el sospechoso responde a sus preguntas con frases como “¿Por qué quieres saber eso?” O “Eso no es importante ahora”, seguramente está alcanzando sus límites y usando esta defensa como un ataque.

9. Tono y velocidad. Cuando una persona dice una mentira, su voz puede llegar a ser más alta en tono, el estrés provoca que las cuerdas vocales se tensen. Un mentiroso tambien puede comenzar a hablar más rápido que de costumbre o en un tono monótono, tartamudea o comete errores de habla.

10. Tecnología de vanguardia. Es mucho más fácil mentir por  teléfono o  a través de un mensaje de texto donde no hay contacto visual y el lenguaje corporal. Además, escribir le da a un mentiroso más tiempo para planear las respuestas y fortalecer su coartada. Preste atención si la persona no suena  como él mismo, trata de cambiar rápidamente el tema y utiliza frases como “Para ser honesto …” o “Lo que realmente quiero decir …”

Te pareció honesta esta nota?

Comentá y contanos tus historias

¿Querés leer más historias?

Seguinos en Facebook

Cerrar